miércoles, 22 de diciembre de 2010

INTERNET. "Derecho de autor"…

 "La propiedad intelectual". Está bien que tengamos esta preocupación y que queramos resolverlo, pero será la mejor manera a base de prohibiciones y multas.



Querer evitar la comunicación e intercambio de archivos, es tan licito como intervenir todas las llamadas telefónicas y cortarlas y, además, multarte o detenerte por decir algo que no nos guste en una conversación, supuestamente privada.
¿Está prohibido qué pueda dejar un libro a mi hijo/a, hermano/a, amigo/a, padre/(a), digo madre?
¿Cuantos libros habéis leído sin pagar nada por ellos? ¿y las bibliotecas? 




Es de esperar que los organismos oficiales, fieles guardianes de los derechos y las leyes, sean los primeros en no incurrir en estos delitos, como, por ejemplo, utilizar material por los que no pagan licencias ni derechos de ningún tipo.



En un país, ficticio claro, donde es casi imposible ejercer tus derechos vía legal, con mil trabas. Donde es difícil  registrar tu propio trabajo, cuando sólo quieres que reconozcan que lo has realizado tu, y  el registrador exige que sea la empresa para quien lo haces o escribes la primera que te lo reconozca. Si esta no te lo reconoce, de forma fehaciente, ellos tampoco (y no estamos hablando de registro industrial, mercantil o cualquier otro)

La propiedad intelectual se limita al reconocimiento de quien lo a hecho, no evita el ser utilizado por una empresa sin que esta pague los derechos que te debería, en justicia, corresponder.

Por qué no empiezan por exigir que siempre exista un contrato en todo tipo de trabajo de contratación, detallando claramente los derechos.

¿Por qué las administraciones no pagan nunca los derechos por reediciones?

En fin, estos temas serían interminables…

¡Felices fiestas!