sábado, 8 de diciembre de 2007

GILGAMESH 24

Gilgamesh consigue la planta y tras meditarlo decide llevarsela a Uruk, darsela a probar a un anciano y tras ver el resultado, sí este rejuvenece, el resto de la planta la tomará él. Durante el camino de vuelta, llenos de polvo y cansados, se encuentran con una poza de agua fresca, Gilgamesh y el barquero hacen una parada para bañarse y descansar. Mientras se están bañando, de un árbol próximo baja una serpiente atraida por el olor de la planta y se la come. inmediatamente esta muda de piel y se escabulle entre las plantas.